martes, 30 de marzo de 2010

angustia

Quizas,
alguna vez,
en otro tiempo,
en otro lugar,
o tal vez en una dimensión
distante, diferente a ésta,
podamos pasar, tú y yo,
algunos días, y podamos, al fin,
encontrarnos.
En lo remoto de la angustia que me provoca
el canto de vida a tu lado
que llevo muy adentro,
ese lugar existe,
y sé muy bien que estaremos allí.
Es toda esa tierra con la que sueño, y lo veo
con bosques multicolores y brisa que refrescará
nuestras almas.
Y veo también el arroyuelo que baja de los cerros
cercanos a nuestra casa,
Y oigo el murmullo de aves,
y atardeceres que nos encontrarán
juntos,
quizas en otro tiempo,
en otro lugar,
y en otra dimension.

2 comentarios:

rouss dijo...

comparto tu sentimiento...cuando jovenes llegamos temprano al enamoramiento fugaz y ahora en lo q llaman adultez, llegamos tarde... pero para que tener al amado o amada las 24 hs gastandola con la rutina si en instantes con el verdadero amor t llenan el alma ....

Rosy dijo...

Hola amigo, me encanta...es que muy a menudo ocurre esto del reencuentro que uno ansia tanto. A veces ya tenemos con quien encontrarnos y otras veces aun seguimos esperando que ese alguien llegue. Y uno sueña, y uno ansía y eso se vuelve angustia. Exitos!!!!.